sábado, 11 de septiembre de 2010

Septiembre Zombie, de David Moody

Fría, oscura, implacable e incómodamente plausible, Septiembre Zombie ofrece una nueva perspectiva sobre la historia de zombies tradicional y recupera el espíritu del clásico de Romero. Una Noche de los muertos Vivientes para el siglo XXI. En menos de veinticuatro horas una virulenta y agresiva enfermedad acaba con la práctica totalidad de la población humana.


Miles de millones han muerto. Cientos mueren cada segundo. No hay síntomas ni avisos. Las víctimas de la infección sufren una violenta y dolorosa agonía. Sólo un puñado de personas sobreviven. Pero al final del primer día, estos supervivientes también desearán haber muerto. Porque entonces la enfermedad golpea de nuevo y comienza la verdadera pesadilla.

MI OPINION DE ESTA NOVELA

Seguramente David Moody sea el autor que mas tiempo se toma en la elaboración de sus novelas. Tal es el caso de “Septiembre Zombie”, novela sobre, por supuesto, zombies donde la acción tarda un buen rato en hacerse presente. Pero una vez que comienza, se vuelve interesante.

“Septiembre Zombie” cuenta la historia de un trío de supervivientes (Carl, Emma y Michael) en un mundo arrasado por una misteriosa plaga virosica, la cual ha diezmado a la mayoría de la población humana. Por supuesto, no seria una novela de zombies si estos cadáveres podridos que caminan no se hicieran presentes y lo que al principio parece mas bien una sencilla novela de corte apocalíptico, cambia radicalmente en los primeros capítulos al volver a la vida los muertos por la plaga.

Carl, Emma y Michael deberán sobrevivir, entonces, al asedio de estos zombies mientras encuentran un lugar en este nuevo mundo arrasado donde vivir en paz…

Como ya he dicho, Moody es un autor que se toma su tiempo en hacernos llegar la acción y así lo demuestra en esta novela. Sus zombies al principio son torpes, lentos y para nada amenazantes. Mas bien se trata de unas patéticas criaturas dignas de lastima. Todo lo cual, a medida que los capítulos avanzan, estas criaturas van mutando su comportamiento hasta adquirir el aspecto tenebroso que todos los que leemos sobre el Genero Z conocemos.

Es un buen libro. Te atrapa a medida que lo vas leyendo, capitulo a capitulo. La comparación de la reseña de mas arriba con “La Noche de los Muertos Vivientes” de George Romero es bien atinada, ya que también hay aquí una granja, supervivientes refugiándose en ella y zombies rodeándola.

(Cabe destacar que la palabra “zombie” nunca es usada por los protagonistas en el libro. Más bien, al hablar de ellos siempre dicen “los cadáveres” o simplemente “los muertos”).

PUNTOS FLOJOS EN LA NOVELA

El principal es el hecho de que la causa que inicia la plaga se sumerge en el misterio. Jamás tenemos una explicación cabal de por qué ocurre ni de por qué el supuesto virus que lo provoca todo no infecta a nuestros protagonistas, ya que podríamos decir por el cuadro clínico presentado por los afectados, de que se transmite por aire. ¿Por qué Emma, Carl, Michael y un par de personajes mas que aparecen han sido inmunes al virus? ¿Cómo es posible que no se infectaran también ellos?

Y también, ¿Por qué solo reviven la mitad de los muertos afectados por el virus mientras que los otros siguen pudriéndose en el suelo? Solo la mitad de los muertos en la novela se convierten en zombies. Como decía, el resto solo se quedan convirtiéndose en guiñapos de los que una vez fueron, por los pisos del mundo. ¿Habría que pensar que en realidad no fue un virus el culpable como se nos hace creer? ¿Quizás la causa fuera algo sobrenatural?

No hay explicación a estas preguntas. Y los sobrevivientes deciden no hacérselas, directamente, pasando al hecho de que “el desastre pasó, ¿Qué importa el porque?

Aun a pesar de eso, la esperanza de respuestas radica en los siguientes libros de la saga, ya que “Septiembre Zombie” es el inicio de una serie de libros que Moody escribió en su momento sobre la temática de muertos vivientes. Hasta ahora en español (que yo sepa) solo está traducido éste. Habrá que esperar que se traduzcan los otros para saber cuál es el destino de nuestros protagonistas, ya que el final del libro es algo bastante abierto...

Se deja una puerta abierta para el futuro.

¿¿Cómo seguirá todo??

EN SINTESIS: ¿LIBRO BUENO?

Recomendado totalmente. Cuesta que la acción arranque, pero una vez que lo hace (y gradualmente) ya te atrapa. Si pueden conseguir esta novela, adelante. No los defraudara.


¡Un saludo a todos, gente! ^^

miércoles, 1 de septiembre de 2010

El Amo del Mundo, de Robert Hugh Benson


"Y fue dado poder a la Bestia para hacer la guerra a los santos y vencerlos. Y recibió autoridad sobre toda tribu, todo pueblo, toda lengua y toda nación. Y fue adorado por todos aquellos que habitan la Tierra..." (APOCALIPSIS, XIII, 7 y 8)


MI OPINION DE ESTA NOVELA

Creo que es difícil hacer una reseña u opinión critica de una novela como lo es “El Amo del Mundo”. Principalmente porque no pertenece al género del Terror ni al del Misterio, dos consignas que aparte del Buffyverso, este blog maneja. Pero como la he leído y he pasado todo un mes casi sumergido entre sus páginas amarillas, bien vale que le dedique un par de párrafos, contando mi opinión…

“El Amo del Mundo” es fruto del novelista inglés Robert Hugh Benson. Fue escrita principalmente en el año 1909 y nos presenta a una imagen tan intrigante como enigmática, tan visionada como temida: el Anticristo.

Partamos desde la base: esta novela encajaría mas en el genero de “Thriller político / religioso / Fantástico”, mas que nada y pese a estar ambientada en un mundo futuro (donde el nefasto Hijo del Diablo se hace presente) no puede sino estar plagada de puros anacronismos de cosas y de hechos que nuestros avasallantes avances en cultura y ciencia han alcanzado y dejado atrás, respectivamente.

Dicho lo cual, esto no impide empero el disfrute de la lectura. Uno puede leer “El Amo del Mundo” tomando la base de que toda la historia transcurre en un mundo alternativo al nuestro. Un mundo donde para empezar, no hubo las dos grandes guerras que lo signaron a partir de la primera, en 1914… Cualquiera podría especular cómo seria un mundo en donde no se hubieran producido las dos grandes guerras.

La novela está ambientada en un mundo así, en donde, entre otras peculiaridades, el Humanismo ganó fuerza y poder político convirtiéndose en la medida a seguir por el ciudadano promedio, mientras que la Iglesia perdió poder, hasta quedar solo reducida a Roma, el Vaticano y algunos cuantos creyentes dispersos por la Tierra… una Tierra que a cada instante le da la espalda a la Religión, considerándola ya un adefesio obsoleto, heredado de tiempos pasados.

En la Tierra de “El Amo del Mundo” la Eutanasia es legal, la adoración al “ego humano” es la principal creencia y, como no podría ser de otra manera, en un cuadro así hace su aparición él, el temido, el Inicuo, el hijo del Demonio: el Anticristo.

Uno de los aciertos del libro es que no lo presenta con cánticos gregorianos de fondo ni con perros negros rondándole; no hay aquí toda la parafernalia que vendría con “La Profecía” y sus secuelas, ni nada semejante. No. El Anticristo aquí se llama Julián Felsenburgh, y si bien es político como Damien Thorn, solo se queda en eso. Sus principales poderes son un habla locuaz y un influjo hipnótico, sumado de un halo casi divino que le sigue, con lo cual atrae a multitudes bajo su liderazgo.

Nada más.

Felsenburgh podría ser cualquier político elocuente de hoy en día. De hecho, esta descrito como si así pudiera ser. Cualquiera podría ser Julián Felsenburgh… basta con echarle un solo vistazo a cualquiera de los innumerables candidatos de los diferentes partidos políticos como para visionar la aparición pronta entre ellos de un Felsenburgh.

Nada del otro mundo… o que no conozcamos.

Pero claro, al ser “El Amo del Mundo” una novela extensa, se ramifica mucho más. Por eso conviene hacer un examen detallado de otro par de cosas…

LOS PERSONAJES

La historia esta dividida entre las vivencias de Oliver Brand (un joven político del Parlamento Británico) y su esposa, y el Padre Percy Franklin, un sacerdote católico. Básicamente a la llegada del Anticristo, estos tres personajes principales nos iran contando la historia y veremos desde sus ojos y diversas perspectivas como impacta en la Sociedad y en la Cultura la aparición de tan nefasto ente. Por supuesto, a ojos del mundo Felsenburgh es un político intachable, un gran benefactor… solo que a medida que corren los capítulos vemos como con esa fachada en pie ataca a los cristianos y los persigue, utilizando todos los medios legales y posibles por haber para llevar acabo su cometido, que es exterminarlos de la faz de la Tierra.

Las vivencias de Oliver y su mujer son interesantes hasta cierto punto. Ellos representan a la mayoría que cae bajo el influjo seductor de Felsenburgh y le siguen (y le adoran), mientras que el Padre Franklin es lo opuesto. Es a través de este humilde sacerdote que tenemos un grado cabal de entendimiento de cómo todo el mundo cristiano toma a la nueva amenaza… y cómo hacen para defenderse de ella.

…Algo por demás casi imposible, dado que en el libro, el avance del Anticristo es arrollador y mientras el mundo entero se rinde a sus pies, Roma es reducida a cenizas y el remanente del cristianismo busca cobijo en las tierras de Palestina, en Nazaret, en donde Felsenburgh prepara a sus fuerzas militares para el asalto final del Armagedon.

Y es aquí en donde la novela cae en un lodazal…

EL FINAL: UN TREMENDO DESPROPOSITO

Cuando “El Amo del Mundo” llega a su final, lo hace de manera agotada. Han pasado varios capítulos, los personajes han vivido muchas cosas… hay una sensación de “no da para mas” flotando en el aire que se cumple cuando el final del libro llega y el sentimiento que uno tiene cuando cierra sus paginas es de vacío total. Nada de lo construido en la novela merecía “ese” final, por lo demás muy abierto a criterio del lector.

Si fuera solo por su final, les diría que tiren este libro a la basura. Pero obviando la forma patética en que termina, la novela se salva por:

A) La buena construcción del personaje de Julián Felsenburgh, el Anticristo.
B) El personaje de la esposa de Oliver Brand. Complejo y casi querible por momentos. Muy humana en su perfil
C) La figura del Padre Franklin. Crece en la novela, de un pequeño sacerdote británico a sucesor del Papa.


Y nada más.

ENTONCES: ¿LIBRO MALO?

Regular. Solo para quienes tienen curiosidad de leerlo. Si buscan un Anticristo con poderes demoníacos, perros negros, cuervos y cantos gregorianos de fondo, no lo encontraran aquí. Más bien, todo lo contrario.


¡Saludos, gente! ^^