domingo, 29 de mayo de 2016

DC Universe Rebirth 01


ADVERTENCIA: HAY SPOILERS, MUCHOS SPOILERS. SI NO QUIERES ENTERARTE, NO LEAS. SI NO TE IMPORTA, ADELANTE…
¡Ya está aquí! ¡Ya está aquí! El renacimiento del Universo DC ha empezado. Recién acabo de terminar de leerme el número uno del especial “Rebirth”. ¡Y estoy muy emocionado!
Y no, no estoy fingiendo. Lo estoy de verdad, ya que la historia ha conseguido sacarme algunas lágrimas en determinado momento…
¿Cómo se inicia todo? Pues con un pobre Wally West, quien perdido entre el UDC y la Speed Force, intenta por todos los medios volver a formar parte del plano físico. Sus intentos –desesperados– lo llevan a contactar a gente de su pasado. Amigos, viejos aliados y hasta incluso amores. Todos desfilan mientras Wally intenta por todos los medios existentes y por haber anclarse en la realidad de los New 52. En uno de esos intentos, se encuentra con Barry Allen –Flash– y cuando todo parece perdido, consigue que el velocista escarlata le recuerde, evitando desaparecer para siempre en el olvido de la Speed Force.
¡Con la ayuda de Barry, Wally regresa y el UDC sufre su primer cambio!
Wally le cuenta a Barry que una fuerza externa le ha robado al universo varios años de tiempo. Alguien ha metido la mano en todo, trastocando el orden, aprovechándose del asunto del Flashpoint. Si bien nunca se nos muestra el culpable, todo apunta al Dr. Manhattan de “Watchmen” y las pistas son demasiado evidentes para aquellos que en su momento leímos la monumental obra de Alan Moore. Al parecer, el Doc ha estado tras los eventos que crearon al UDC New 52, una triste realidad donde los héroes son más jóvenes de lo que eran y el legado de épocas pasadas se ha perdido.
“DC Universe Rebirth #1” es el puntapié inicial para recuperar lo que se ha perdido y me tengo que sacar el sombrero ante Geoff Johns, porque les ha salvado las papas a los de DC con esta historia que promete y mucho. ¡Dan DiDio debe respirar aliviado! Si la cosa se mantiene así, no tengo ninguna duda en decir que muchos vamos a volver a leer los comics de la editorial que tantas alegrías nos ha traído en el pasado.
Y es que “DC Universe Rebirth #1” le abre las puertas no solo al regreso de Wally West, sino al de la Legión de Superhéroes, la Sociedad de la Justicia, el Superman clásico, etc, etc. Y por supuesto, la inclusión del universo de “Watchmen”, que me imagino que recurrirán al Multiverso para explicar su incursión –es totalmente plausible que el mundo de Watchmen sea otra de las tantas Tierras inexploradas del Multiverso, que podría expandirse y abandonar el número limitado de 52 y volver al concepto de “Tierras Infinitas”–.
Sea como sea y de la forma que sea, el Universo DC ha renacido. Los New 52 están terminados –la muerte de Pandora es un ejemplo de esto; Pandora era un personaje que de alguna manera, era el emblema del New 52. El Dr. Manhattan la despacha sin miramientos en un parpadeo… aunque no le veamos hacerlo, esa luz azul y esa forma de asesinar, desintegrando a la víctima, explotando sus átomos de adentro hacia fuera, es suya particular–.
El futuro se abre glorioso para DC, suponiendo que sepan mantener el envión de este impulso. El tiempo lo dirá.
Saludos a todos!
PD: Geoff Johns, lo tengo que decir… ¡ERES UN GENIO! XD 

sábado, 28 de mayo de 2016

Los Días Finales de Superman


En solo ocho números consecutivos, entre las series de Action Comics, Superman, Superman/Batman, y Superman/Wonder Woman, la encarnación del Hombre de Acero de los New 52 llegó a su fin, en una historia que me gustaría poder calificar de emocionante hasta las lágrimas… pero que –tristemente– solo se queda en eso.
(ADVERTENCIA: A CONTINUACION, MUCHOS SPOILERS)
Todo comienza cuando Superman descubre que está muriendo. La culpa la tienen tres factores: 1 – la exposición a la energía oscura de los pozos de Apokolips durante el evento de la “Darkseid War”, 2 – también una exposición a la Kryptonita ocurrida en una historia anterior y 3 – la batalla que el Hombre de Acero sostuvo contra el dios Rao.
Por culpa de todo esto, el Gran S sabe que sus días están contados y que no existe cura alguna, por lo que entonces se inicia la aventura con él yendo a visitar a Lana y más tarde a Lois, para posteriormente unirse a Batman y Wonder Woman y repartirse tortazos contra un grupo de villanos mediocres y luego sí enfrentar a una gran amenaza, encarnada en una especie de “Superman maligno de energía solar”. Luchando contra este Superman, es que el Superman New 52 acaba falleciendo, no sin antes recibir la ayuda del Superman Pre-Flashpoint –el Superman de toda la vida, que lleva viviendo con su esposa e hijo de forma oculta, en este nuevo universo caótico–.
La intención de los diferentes guionistas de esta serie es darnos la última historia del Hombre del Mañana, a la vez que intentan que sintamos lastima por su vida a punto de terminar. Y si bien los dibujos van de lo aceptable a lo regular, donde todo falla es en el tema de la empatía. Difícilmente pueda el lector clásico empatizar con este Superman New 52 si antes no lo ha hecho. Digo, por algo el personaje va a ser reemplazado por el héroe de toda la vida, el Superman clásico. La encarnación New 52 del personaje nunca acabó de gustarle a los fans –en lo personal, no me gustó para nada–, así que con esto del renacimiento del UDC, se ha decidido acabar con él y poner el héroe correcto vistiendo la capa y el traje.
Si dejamos de lado el hecho de que la muerte de este Superman no nos arranca ni una sola lagrima, yo opino que es imprescindible leer este comic para poder entender lo que se viene en “DC Universe Rebirth #1”. En todo caso, lo que vemos entre estas páginas es el final de un intento fallido de renovación del personaje que nunca acabó de cuajar.
Superman New 52 ha fallecido. Que en paz descanse.
Yo –personalmente– no voy a extrañarlo.
Saludos a todos.
PD: La próxima reseña & opinión será del número 1 de Rebirth. ¡Cruzo los dedos! Siento que la historia va a ser muy buena. Por lo pronto, hay una escena muy llamativa en el epilogo de la “Darkseid War” que hace sospechar que aquellos rumores de que el Dr. Manhattan de “Watchmen” está entre nosotros son ciertos...

jueves, 26 de mayo de 2016

…Y un buen día, el Universo DC renació…


En USA ya salió “DC Universe Rebirth #1”. Es un hecho absoluto, damas y caballeros: EL UNIVERSO DC RENACIÓ. O algo parecido. La cosa es que no es un renacimiento en el sentido “estricto” de la palabra. No es que todo lo de los New 52 se haya borrado. Es –según explican– que al arte (o estilo) moderno de esa etapa, le suman cosas de la clásica. Por ejemplo, si vemos la imagen que está más abajo –imagen promocional del comic– vamos a encontrar cosas que nos remiten al pasado glorioso de DC. Hay como un aire conocido, mezclado con lo nuevo. Fíjense en la imagen: 
Superman, Batman y Wonder Woman sonríen. ¿Notaron eso? ¿Cuándo fue la última vez que vieron a estos tres grandes héroes sonreír en los New 52? Todas las imágenes donde se los suele ver juntos, las caras eran serias y hasta aguerridas. Aquí están sonriendo, como lo hacían en los viejos tiempos. Súmenle a eso ciertos personajes que se ven de fondo que también lo hacen…
Tengo que confesar que todavía no he podido leer el comic. Como todos –creo– he observado ciertos pantallazos en su versión anglosajona que confirman la realidad de varios rumores y teorías –como que el Superman New 52 está muerto y que pareciera ser que el Superman clásico ocupará su lugar o que efectivamente, Batman se va a tener que enfrentar a tres Jokers– pero lo poco que veo me ha hecho recuperar algo de la fe que tenía perdida en la gran editorial que tantas alegrías –y momentos sumamente entretenidos– me ofreció cuando fui un infante allá por los 80’s y un adolescente allá por los 90’s. Siento que quizás el viejo UDC está aquí de vuelta… o, al menos, su esencia.
Lo repito: tengo que leer el comic propiamente dicho para poder dar una certeza absoluta de que esto sea así. De momento, si todo lo que veo es igual a como entiendo que va la mano, DC puede haberse acabado reivindicando de ciertos papelones que ha venido haciendo hasta ahora.
Saludos a todos!

miércoles, 25 de mayo de 2016

¿¿Tres Jokers en el Universo DC??


A estas alturas, “DC Universe Rebirth #1” debe haber salido en los USA. Todavía no lo he leído –habrá que esperar un poco para que comiencen a traducir lo que vaya saliendo en los Estados Unidos para, al menos, leerlo online– pero el asunto sigue levantando controversias. Si le sumamos a la controversia de incluir al universo de “Watchmen” y el Dr. Manhattan como el “culpable” del New 52 –mientras explora sus poderes cósmicos, emulando al Hacedor Supremo e inventando universos o manipulando los ya existentes en el Multiverso–, ahora le podemos agregar el rumor de que van a existir tres (si, leyeron bien, TRES) Jokers en el UDC, un hecho que –supuestamente– quedaría explicado (o no) en Rebirth.
¿Quiénes serían estos tres payasos que vendrían a ponerle las cosas mal a Batman?
Uno seria el Joker de Jerry Robinson (supuestamente, el original), otro sería el de Alan Moore (el del excelente comic “La Broma Asesina”) y el actual, el de Scott Snyder.
Lo que todavía no sé –ni entiendo– es si los tres han compartido el mismo universo, durante el mismo tiempo, en alguna ocasión. Tampoco si se trata en realidad de la encarnación del mismo sujeto, tres Jokers de tres realidades alternativas o qué. Me imagino que habrá que esperar a que la cosa quede clarificada definitivamente.
¿Mi opinión personal?
Me da miedo. Si ya era un lio con UN solo Joker, ahora con TRES la cosa podría convertirse en un quebradero de cabeza.
…Si seguimos en la misma línea, me temo que pronto habrá TRES Batman también… L
Saludos a todos.

martes, 24 de mayo de 2016

DC Rebirth: ¿El renacimiento del Universo DC?


A estas alturas, es un hecho: a nadie le gustó los New 52 –bueno, a casi nadie; siempre hay excepciones– y por eso los jefazos de DC han decidido hacer una lavada de cara –sí, otra– al universo de ficción de los superhéroes más populares de todos los tiempos –fans de Marvel, no se enojen. Soy de DC, no me maten, je–. Mañana mismo, día 25 de mayo, debutará en USA el número 1 del especial “DC Universe Rebirth”, historia que pretende poner orden total y definitivo a un universo ficticio que se desbarrancaba hacia el más absoluto caos.
A continuación, el extracto de una nota que habla sobre el tema, sacada de una página de internet sobre noticias de comics:
(ADVERTENCIA: CONTIENE SPOILERS)
A una semana de su lanzamiento, se abrían filtrado detalles muy importantes del especial "DC Universe Rebirth", el cual pretende (una vez más) hacer un reordenamiento del universo que involucra a la Liga de la Justicia en los comics.
Dentro de las revelaciones más importantes están: la muerte del Superman New 52, el regreso del Wally West original en su versión de Kid Flash; así como el regreso de la JSA, equipo superheroico previo a la Liga, integrado por los superhéroes veteranos de la editorial (esto podría significar que también estamos ante un posible regreso del Alan Scott original).
Sin embargo, lo que más destaca es lo siguiente: en un giro inesperado, DC ha integrado al canon de su universo principal la historia "Watchmen" de Alan Moore. Así es, la aclamada novela gráfica y todos sus personajes son la base y el canon de Rebirth.
La forma en la que esto sucede es la siguiente: Durante la trama se señala que una fuerza externa le robó varios años al Universo DC, por ello los héroes tratan de encontrar la manera de recuperar ese tiempo perdido; lo que quedó en lugar de la línea temporal clásica fue lo que conocemos como "New 52". El responsable de todo este caos es ni más, ni menos, que Jon Osterman, mejor conocido como el Dr. Manhattan.
Los fans especulan que esto pudo haberse dado en dos momentos de la historia de los Vigilantes: en el número 4 de "Before Watchmen: Doctor Manhattan", cuando está explorando sus poderes; o bien, después de la gran victoria de Ozymandias, cuando declara que le gustaría crear algo de vida. Asimismo, se cree que la mano que se ve en la portada de DC Universe Rebirth es la del otrora físico teórico.
Lo único cierto de todo esto es que a Alan Moore no le va a gustar nada lo que está pasando…
FIN DE LA NOTICIA
Como se ve, todo un giro de 180 grados y algunas buenas noticias… siendo la más obvia, la muerte del Superman New 52. Y ya veo por dónde van los tiros. Suponiendo que vayan para esa dirección, me imagino que el Superman clásico, aquél que conocimos de toda la vida y que llegó al universo de New 52 con esposa e hijo, va a ocupar su lugar. ¡Si esto es así, me pone muy feliz! Y me imagino que la editorial recupera de esa forma al héroe que nunca, jamás, se debió haber ido para ser reemplazado por ese despropósito que fue el de New 52.
Como dicen mis amigos españoles: ¡Enhorabuena!
Segundo hecho llamativo: vuelve la JSA. Con lo cual, me imagino que ese otro despropósito llamado “Tierra-2” queda anulado. No me malentiendan, “Tierra-2” era un excelente comic hasta que cayó en manos de Daniel H. Wilson, escritor de ciencia-ficción no muy bueno para el mundo del comic –a mi criterio–. Wilson ARRUINÓ un mundo maravilloso con su arco “World’s End” y no contento, siguió haciéndolo con “Tierra-2: Society”. Si la JSA vuelve a la Tierra principal de DC como los héroes de la Edad Dorada –esto es, el glorioso pasado– las cosas finalmente encuentran su armonioso orden.
Tercer hecho llamativo: la inclusión del universo de “Watchmen” y en especial, del Dr. Manhattan como el “Demiurgo” que creó el NUDC. Algo traída por los pelos la explicación de que El Doc sea el culpable de todo –claro, ¿las cosas van mal? ¿Caen las ventas de los comics y el público de siempre escapa espantado? La culpa la tiene el Dr. Manhattan, no Dan DiDio, ¿verdad?– pero bueno… ya saben cómo son esas deidades omnipotentes… siempre metiendo la pata cuando empiezan a crear mundos, aunque lo hagan con las mejores intenciones. (JA!)
Francamente, no tenía esperanzas para el UDC. Creía que estaba todo dicho y que la cosa era un caso cerrado. Pero estos datos de “Rebirth”, sumado a otros spoilers que me he enterado, hacen que –tal vez– mi fe en el UDC vuelva a asentarse. Creo que solo el tiempo lo dirá…
Saludos a todos. 

domingo, 22 de mayo de 2016

¿El Joker es inmortal?


Hay que admitirlo: es una idea tan bizarra como aterradora. ¿Puede el archienemigo de Batman ser incapaz de morir? Así como un moderno Jason Voorhees o Freddy Kruegger, los responsables del comic “Batman: Endgame” (Fin del Juego) nos ofrecen una nueva versión del origen del más icónico de los villanos del Señor de la Noche. Esta locura –digna del personaje– es parte de la iniciativa de los New 52, ese despropósito que arruinó el UDC clásico.
(Nota: En la actualidad, DC está planeando un “Rebirth” –renacimiento– de su universo de ficción. No tengo ninguna esperanza en que dicho suceso corrija esta y otras cosas).
Bien, pues en la trama de ese comic –donde Batman se enfrenta con el temible villano una vez más– se nos revela que en realidad el Joker tiene el poder de la regeneración y que ha estado aquí por mucho, mucho tiempo. Igual al payaso de “It” (la novela de Stephen King), se trataría de una criatura inhumana espantosa, un ser ancestral e inmortal, el cual se divierte sádicamente sembrando el terror y la confusión. De acuerdo con estos datos, sólo Batman ha sido el único adversario que le ha hecho frente, derrotándolo una y otra vez, frustrando sus planes. Por eso, esta entidad –que eligió llamarse a sí misma “Joker”– vuelve a Gotham City cada tanto, obsesionada con el Caballero Oscuro y su entorno, decidido a ganar la contienda entre ambos.
Ok, hay que decirlo: este cambio en el origen del villano es absolutamente retorcido. No solo eso, también hay que decir que distorsiona bastante lo que sabíamos de él y le agrega un elemento sobrenatural un tanto innecesario. Pero partamos desde la base de que el Joker en sí mismo tiene varios orígenes y siempre sucede lo mismo… cuando entra un escritor o guionista nuevo a trabajar con el personaje, se ve tentado a hallarle una explicación a esta inquietante figura de pelo verde, piel blanca, labios rojos y una eterna sonrisa, negándose a creer lo único que quizás sea cierto, y es que semejante aberración tal vez no tenga un origen concreto…
El Joker ha pasado por varias revisiones… desde las más geniales hasta las más mediocres. Y las más extrañas, como esta última postulada en “Batman: Endgame”. El payaso ha sido visto en su pasado como comediante devenido en criminal, mafioso, etc. También han dicho de él que en realidad está cuerdo y que simula su locura. No es extraño que ahora digan que es un ser inmortal, muy afín a aquellas leyendas urbanas que salen por la internet –en concreto, se me viene a la memoria a cierto personaje sin rostro vestido con un elegante smoking negro, que suele ser visto en mitad de los bosques, acechando a niños. No voy a nombrarlo, pero creo que el hábil internauta sabrá a quién me refiero–.
El Joker inmortal… una idea tan aterradora como bizarra, sin lugar a dudas…
¿Qué opinan?
Saludos a todos.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Joker, de Brian Azzarello y Lee Bermejo


Empeñado en labrarse una reputación dentro del crimen organizado de Gotham City, Johnny Frost se presenta voluntario para recoger al Joker, a punto de concluir su internamiento en el Hospital Psiquiátrico de Arkham. Rencoroso, vengativo y desbocado, el Príncipe Payaso del Crimen desata una oleada de violencia y destrucción orientada a un único objetivo: recuperar el trono usurpado durante su ausencia.
 A través de los ojos de un secuaz del tres al cuarto, Brian Azzarello y Lee Bermejo —Batman: Fuego cruzado, Lex Luthor, Antes de Watchmen: Rorschach— aprovechan las páginas de la novela gráfica Joker para retratar los bajos fondos gothamitas y reinterpretar de forma tan sorprendente como perturbadora al enemigo por excelencia del Hombre Murciélago.
MI OPINION SOBRE ESTE COMIC
El Dúo Dinámico se hace presente en las páginas de este nuevo comic. En esta ocasión, Brian Azzarello y Lee Bermejo nos traen una visión muy particular del archienemigo de Batman, el Joker. Sí, en este tomo recopilatorio de 144 páginas, estos dos artistas nos ofrecen un vistazo al demente más famoso de todos los tiempos, el “príncipe payaso” de Gotham, quien luego de un periodo extenso tras las rejas, sale en libertad decidido a recuperar lo que ha perdido y que le pertenece: el control del bajo mundo criminal de la ciudad.
Como no podía ser de otra manera, el guion –a cargo de Azzarello– nos trae a un Joker igual de psicótico a como siempre lo conocimos, pero a su vez, abordado desde otro ángulo, si bien no es él quien nos narra la historia sino uno de sus compinches, un tal Johnny Frost, quien desde un primer momento es el encargado de traer al multihomicida de regreso del manicomio, una vez que lo dejan en libertad.
Sobre el Joker, he de decir que el magistral estilo de dibujo de Lee Bermejo lo hace ver igual al Joker protagonizado por Heath Ledger en “Batman: The Dark Knight” y creo que no exagero en decir que estamos ante la continuación NO oficial de ese personaje. Esta historia bien podría estar ambientada entre esa película y la de “Batman: The Dark Knight Rises”. ¿Por qué digo esto? Bien, pues al término de la segunda película de la trilogía de Nolan, el Joker acababa en Arkham. Por razones obvias –la muerte de Ledger– no le vimos en la tercera película, pero eso no quita que el personaje no anduviera haciendo de las suyas por ese universo de ficción. El Joker de este comic bien podría ser ese Joker que tan maravillosamente interpretó Ledger… o no. A mí me gusta pensar que sí.
¿Y Batman? Pues el Señor de la Noche aparece poco, como rodeado de un halo misterioso, pero está ahí. Es esa sombra oscura, esa leyenda urbana que circula de boca en boca entre los delincuentes de Gotham City, propagándose como un recordatorio de que si haces las cosas mal y Batman se cruza en tu camino… mejor no tendrías que haber nacido nunca.
EN SINTESIS
De nuevo, en una escala del 1 al 10, le doy a este comic un 20. Y como en el caso del tomo dedicado a Lex Luthor, este tienen que comprárselo para poder apreciar esas ilustraciones que tan bellamente Lee Bermejo nos regala en sus obras. Créanme, si son fans del Joker, este comic es totalmente recomendable.
Saludos a todos!  

lunes, 16 de mayo de 2016

Lex Luthor, de Brian Azzarello y Lee Bermejo


Influyente y poderoso magnate poseedor de una mente privilegiada, Lex Luthor está dispuesto a emplear los inagotables recursos a su alcance para compartir con la opinión pública su certeza: que lejos de ser el proclamado defensor de “la verdad, la justicia y el modo de vida americano”, el alienígena conocido como Superman representa una amenaza para la existencia de la raza humana.
 Con la obra recopilada en el presente tomo, publicada originalmente en forma de miniserie de cinco entregas, Brian Azzarello y Lee Bermejo —Batman: Fuego cruzado, Joker, Antes de Watchmen: Rorschach— exploraron la psique del archienemigo del Hombre de Acero. Una oportunidad única para comprender las motivaciones y la perspectiva de este carismático megalómano, por méritos propios convertido en uno de los grandes antagonistas del mundo del cómic.
MI OPINION SOBRE ESTE COMIC
“Obra Maestra”. Dos palabras que le calzan –y muy bien– a este comic, tomo recopilatorio de la miniserie “Lex Luthor: Man of Steel”, escrita por Brian Azzarello y bellamente dibujada por Lee Bermejo. Y no exagero, ya que estamos ante un comic con un marcado estilo adulto, decididamente lejano al que estamos acostumbrados a leer en las colecciones normales del Hombre de Acero. En esta ocasión, esta historia está protagonizada por Lex Luthor, su archienemigo, pero con una salvedad enorme respecto a las encarnaciones usuales de este personaje.
Azzarello nos presenta a un Lex mucho más humano, más realista, más íntimo. Un tipo que si bien es el que todos conocemos –ese empresario calvo y ególatra– también es mucho más que no sabemos. Un hombre dispuesto a todo para salvar a la Humanidad de una gran amenaza: Superman.
Por supuesto, en esta historia el punto de vista es el de Luthor, así que Superman no queda bien pintado. De hecho, el Superman de estas páginas es un ser siniestro y totalmente alienígena, acorde a como Lex lo ve. Si bien no estoy de acuerdo con esa visión oscura del Hombre de Acero, es entendible que Luthor sienta que esta criatura –este súper-ser– sea una amenaza. De hecho, puede serlo. Una amenaza para el espíritu humano de auto-superación, tal vez. Para la libertad y el futuro de la especie. Superman es un superhéroe, pero no deja de ser una criatura venida de más allá de las estrellas. Por todos los esfuerzos que le ponga, nunca –jamás– será humano.
Esa diferencia tan fundamental en el personaje, es la que Azzarello aprovecha para utilizar de manera magistral en este comic. Su Luthor se ve más preferible a tratar que el Ultimo Hijo de Krypton, quien –lo repito– se ve muy siniestro y oscuro. Casi, casi, como su calco actual de New 52… o de “Injustice”.
¡Y qué decir del dibujo! Lee Bermejo es realmente un ARTISTA en lo suyo. Honestamente, hay que decirlo: si este comic es genial, en gran medida no solo es por el guion de Azzarello. Lee Bermejo hace un gran, ENORME, aporte. Sus trazos son magistrales, totalmente magistrales. Es un tipo de dibujo que puedo calificar de adulto y que está a la altura de la situación. Es –como dijo alguien atinadamente– un disfrute para los ojos, un descanso para la vista, observar esas ilustraciones. Y con esa calidad.
EN SINTESIS
En una escala del 1 al 10, yo a este comic le pongo un 20. Y no exagero. Tienen que leerlo. Tienen que comprarlo. La experiencia se disfruta teniéndolo entre las manos y pasando sus páginas. Honestamente, es una OBRA MAESTRA que no puede faltar en vuestras colecciones.
¡Saludos a todos!   

domingo, 15 de mayo de 2016

El tema musical de Lex Luthor


Una de las cosas que me gustan más que las películas, son sus soundtracks, las bandas sonoras. En esta ocasión, “Batman Vs Superman” no se queda atrás. Nuevamente tenemos a Hans Zimmer, quien en colaboración con Junkie XL, han conseguido unas partituras tan geniales como maravillosas.
Pero es en el tema musical de Lex Luthor en el que me quiero concentrar.
Hay algo malsano en esa melodía (titulada “The Red Capes Are Coming”). Decididamente, creo que nunca un tema musical ha estado tan a juego con el personaje con el que se lo identifica. Uno puede ver al Luthor de Jesse Eisenberg aquí, esa especie de mezcla entre genio y perturbado. Un Lex que camina entre la cordura y la locura absoluta.
Sé que a muchos el Luthor de “Batman Vs Superman” les ha parecido lo más alejado que pueda haber del Lex original de los comics. Coincido con ellos, pero el Luthor de Eisenberg no me desagrado tan profundamente como sí les sucedió a algunos fans. En todo caso, es una interpretación que puede mejorar con el tiempo –y si no se puede, pues ni modo; se deberá buscar a otro actor para que vuelva a componer al personaje… suponiendo que vuelvan a usarlo en futuros films–.
Volviendo al tema musical que lo identifica, aquí quiero presentarles una versión acotada del mismo. El arreglo musical no desvirtúa a la pieza original, sino que acentúa los mejores momentos del tema y uno no puede dejar de pensar en ese Lex cuando suenan las partituras. Aquí lo tienen:
 

Bueno, pues díganme su opinión. ¿Qué les parece el tema de Luthor? ¿Le hace justicia o no?
Saludos a todos!

Otra vez con el mismo cuento…


Dicen que el ser humano es la única criatura en el mundo que tropieza dos veces con la misma piedra. Viendo que por internet vuelven a insistir otra vez con el bulo del asteroide que mañana (16 de mayo) iría a estrellarse contra Puerto Rico y a provocar la destrucción parcial del sur y la Costa Este de los Estados Unidos, tengo que decir que la afirmación con la que empieza este post es cierta, pero ya no tropezamos dos veces con la misma piedra, sino que doscientas.
En serio… ¿Es que los defensores de esta falsa profecía no escarmientan más?
El año pasado, el mismo falso profeta –el pastor evangélico chanta y mentiroso que la enunció– había dicho que el citado asteroide iba a caer en mayo de ese entonces. Como la fecha paso sin que –valga la redundancia– no pasara nada, el tipo volvió a la carga y le puso nueva fecha, siendo la elegida el día de mañana, a las 02:00 AM y pico, exactamente. El lugar no varía: Puerto Rico. 
(Aunque yo escuche que iba a ser en Costa Rica… ¡Pónganse de acuerdo! ¿Puerto o Costa?)
A ver… ¿Cómo lo puedo decir? Creo que de manera directa estará bien.
MAÑANA NO PASARÁ NADA.
No va a caer NINGUN asteroide en NINGUN lado.
Estos loquitos del Fin del Mundo se van a quedar con las ganas, mucho me temo.
Es triste ver como hay todavía gente en este mundo que quiere, desea fervorosamente que llueva fuego, muerte y destrucción desde el cielo para consumir a sus semejantes. Y la única excusa que esgrimen los “religiosos” que pregonan esto, es que “Dios va a castigarnos a todos por nuestros pecados” con ese método. Mamita querida… si Dios tuviera que castigarnos a todos por todos nuestros pecados, el mundo entero hace rato que tendría que haber dejado de existir.
No entiendo cómo todavía puede haber gente que crea en semejantes cosas.
Como sea… MAÑANA NO VA A CAER NADA. Que nadie desespere. Será otro día como cualquier otro.
Saludos a todos.

viernes, 13 de mayo de 2016

Superman: Lois y Clark (¡Él ha vuelto!)


Tras los acontecimientos narrados en Convergence, el Superman del universo anterior a Flashpoint ha llegado con su mujer y su hijo recién nacido al universo del New 52.
El descubrimiento de que este mundo tiene su propio Superman y que las reglas imperantes en él son muy diferentes, lleva a este Clark Kent y a esta Lois Lane a tomar la decisión de permanecer ocultos, llevando una vida sencilla donde Clark sigue ayudando al mundo con sus poderes pero en absoluto secreto y donde ambos tienen su mayor ocupación en el cuidado y la educación de su pequeño Jonathan.
Ahora han pasado varios años desde su llegada. Lois se ha convertido en una escritora anónima pero extremadamente popular por destapar casos de crimen organizado y corrupción. Clark empieza a notar unas extrañas fluctuaciones en sus poderes, mientras evita desastres naturales y trata de prevenir la aparición de viejos enemigos suyos. De este modo, está decidido a impedir que ocurra el accidente que dio poderes y volvió loco a Hank Henshaw, quien más tarde se convertiría en el Cyborg Superman.
MI OPINION SOBRE ESTE COMIC:
¡Ha vuelto! ¡Él ha vuelto!
Me refiero a Superman. Superman y el de muchos que lo seguimos durante los años 80’s y 90’s. ¡Es él! Y no ha viene solo, lo hace con Lois y… ¡un hijo!
Como ya se ha dicho en la sinopsis argumental, este Superman arriba al mundo de los New 52 junto con su familia y debe –forzosamente– pasar a la clandestinidad para poder vivir una vida normal. Así, Lois y Clark comienzan una vida en apariencia apacible (al comienzo; luego, como es inevitable, aparecen las amenazas) en un universo que se ha vuelto totalmente enajenado y hostil. Me refiero al universo de los New 52, ese BODRIO que debemos tolerar día a día y que parece que no se va a ir jamás. Por eso, comics como este son un auténtico respiro.
Digámoslo con todas las letras: el Superman actual no es lo que era. No le llega ni a los talones al clásico. El Superman actual es tan solo un montón de músculos y nervios, que pega primero y pregunta después –eso, si pregunta–. La culpa la tienen los guionistas actuales, que no saben qué hacer con el personaje, pero también la tiene el editor actual de DC, que debería sentir algo de vergüenza y retirarse de su puesto, dejándoselo a gente más competente.
En el medio de todo ese panorama desolador, “Superman: Lois y Clark” es un experimento maravilloso. Si bien no puedo hablar muchas loas del dibujo –no es el estilo exacto que a mí me gustaría–, la cosa compensa y mucho con el guion, que nos trae devuelta al Superman de toda la vida, aquel que tiene a cuestas toda una continuidad que supo ser maravillosa en su momento. He aquí al verdadero HEROE de DC que JAMAS se tendría que haber ido. Y está junto a su amada, una Lois Lane fácilmente reconocible y a la que –personalmente– yo también extrañaba. Y lo del hijo entre ambos… es sencillamente una idea genial a la que muy pocos autores se le animan en serio. Y hay que reconocer que no es fácil, ya que estamos hablando de la descendencia del ser más poderoso del universo. O al menos, de la Tierra.
Yo abordé una idea similar –la de que Lois y Clark tuvieran descendencia– en varios de mis Fanfics sobre el Hombre de Acero. El chico en cuestión se llamaba Thomas Kent e, incluso, acababa suplantando a su padre como superhéroe durante un tiempo. Luego –cosas de estas historias– se volvería un villano tras una gran perdida y… acabó siendo quitado de la continuidad de mis relatos cuando reinicié mi particular Universo DC.
Que me voy por las ramas, perdón. Volviendo al comic en cuestión…
Es una suerte maravillosa contar con el regreso del Superman clásico, pero temo que el universo New 52 –oscuro y retorcido como es– acabe arruinándolo todo. Yo creo –honestamente– que el paso a seguir seria sacar al Superman New 52 de escena y suplantarlo por este. O, en su defecto, que ambos se fusionen y que vuelva el Hombre de Acero a ser el héroe que todos conocíamos. Pero no creo que vayan por ahí los tiros, así que espero que si en algún momento ocurre lo que me temo –que la serie termine, como tantas otras, cancelada por X motivo– decidan enviar a Lois, Clark y su hijo Jonathan a alguna otra Tierra del Multiverso donde –al menos– puedan vivir una vida feliz y mejor.
Saludos a todos!  

Darkseid War Núm. 09 y 10: Triste y solitario final…


La máxima es –incluso, hay una canción que dice lo mismo– que todo concluye al fin. El arco argumental de “Darkseid War” era, simplemente eso, un arco argumental dentro de los comics de la Liga de la Justicia. En los números 09 y 10 la “Darkseid War” acaba… al menos, la Parte 3. Seguramente los muchachos de DC la continuaran con alguna otra historia, pero en lo que a mí respecta, en estos dos números se acabó para mí. Y es que luego de presentarnos al renacido Mobius –el Anti-Monitor– con todo su poder y esplendor, sencillamente en un giro argumental inexplicable, deciden matarlo. Así como lo leen. Y la culpable es la misma criatura que venía ayudándolo hasta el momento, Grail –la oscura hija amazona de Darkseid–, quien utiliza la energía de la misma Anti-Vida para acabar con él, en una traición impensada y bastante cuestionable.
Seguro que la “Darkseid War” continuara con otro arco argumental –falta que Darkseid resucite también, por poner un ejemplo, cosa que doy por sentado– pero como les estaba diciendo, para mí este es el final. Un final DESHONROSO y PATETICO para el gran villano que fue, es y será el Anti-Monitor. Se hubieran ahorrado esto, la verdad.
Me da pena y bronca ver cómo una historia que comenzó muy bien acaba de manera tan pobre. Pero es una constante de los New 52 de DC y de todo el panorama del NUDC actual. Las tramas argumentales no pueden sostenerse, los guionistas fluctúan, así como la calidad de los dibujantes.
DC va cuesta abajo. Tristemente, es cierto.
En lo personal, fue bonito mientras duro. Pero se acabó.
Saludos a todos.

jueves, 12 de mayo de 2016

Darkseid War: El renacimiento del Anti-Monitor


Como ya he dicho, iba a volver a escribir sobre esta saga cuando me topara con comics de la misma que fueran relevantes. Después de sufrir con un par de especiales tan dispares, la trama argumental de la “Darkseid War” parece haberse reencauzado durante los números 06 y 07. En concreto, la Liga de la Justicia vuelve a juntarse, Superman recupera la cordura –gracias a los oficios de Wonder Woman y su laso de la Verdad– y el Anti-Monitor renace…
A grandes rasgos, eso es lo que ocurre en esos dos números. Pero hay más.
De fondo, Grail –la hija amazona de Darkseid– planea algo con la terrible energía oscura de la Anti-Vida, separada ya de Mobius (el Anti-Monitor) y para ello acaba secuestrando al coronel Steve Trevor, el amor de Wonder Woman.
Si le sumamos a que el Sindicato del Crimen de Tierra-3 reaparece para unirse en la batalla contra quien destruyó su mundo, y que el dibujo está, como dirían nuestros hermanos mexicanos, “padrísimo”, puedo decir sin temor a equivocarme de que estamos ante otra historia genial, llena de acción.
Y es una historia que nos entrega nuevos datos sobre el Anti-Monitor que acaban por asentar el reinicio de su origen, ya desligado totalmente del Monitor de la Crisis original. La historia del ser conocido como Mobius es esta: en algún momento del pasado, viajó al Universo de Anti-Materia para hacerse con la Anti-Vida. Al contacto con la energía oscura, se convirtió en el ser que todos conocíamos, el Destructor de Universos. Ahora que se desligó de ella, su aspecto ha cambiado y sus motivaciones también… sigue siendo el Destructor de Todo pero él puede elegir a quién destruir y no como antes, que estaba obligado a destruir a toda la Creación.
En cuanto a su nuevo aspecto, debo decir que es curiosamente parecido al de Apocalipsis de los X-Men. Demasiado sospechosamente parecido a Apocalipsis. Chequen esta imagen si no me creen:
¿Qué creen? ¿Hay o no un aire a Apocalipsis? Chequen esta imagen del mutante en cuestión y comparen:
En lo personal, no me desagrada para nada. Pero son –como diría Lucho Avilés– “afanosamente inspiradas” las similitudes físicas que hay.
Por lo pronto, Darkseid War ha vuelto a ser interesante para mí. Veremos cómo continua esta increíble aventura.
Saludos a todos.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Darkseid War: Lex Luthor


Sexto y último especial post-Darkseid War, en donde el protagonista es Luthor. Fusionado con la Fuerza Omega de Darkseid, Lex comienza su escalada hacia el poder en el planeta Apokolips, acompañado de la nueva versión de Ardora, una mujer que ya hiciera su aparición en un pasado remoto del viejo UDC como esposa de Luthor. Eso sucedió durante la parte final de la Edad de Plata. Aquí Ardora es una habitante de Apokolips interesada en ayudar a Lex en su nueva situación como dios de ese planeta, ante la ausencia de Darkseid.
Eh… si, ya no puedo no contarlo. Darkseid murió después del enfrentamiento contra el Anti-Monitor. Por eso es que ha venido sucediendo todo este caos, con miembros de la Liga de la Justicia convirtiéndose en dioses y demás. En el caso de Luthor, la energía de Darkseid pasó a su cuerpo y ahora tiene que aprender a controlarla.
Seré conciso esta vez: este comic, así como algunos de los especiales, no vale la pena. Está bien que se nos muestra parte del pasado del Luthor New 52 –su tensa relación con su padre, por ejemplo, a quien no le vemos la cara ni sabemos su nombre. ¿Seguirá siendo Lionel, como en Smallville?– pero más allá de eso, no tiene mucho sentido. Hay un aire a globo pinchado en todo esto que no se puede quitar. Me imagino que es el estilo propio de los New 52. Todo el NUDC parece haber perdido el rumbo paro mal.
Por mi parte, continuaré leyendo lo que viene de esta historia y sólo le dedicaré nuevos post a cosas de relevancia. Si no son relevantes los comics que siguen, pues no me gastaré en hablar de ellos. Creo que a estas alturas, todos sabemos que los New 52 son una muy mala idea de la que, tristemente, no podremos deshacernos. No tengo ninguna esperanza puesta en “DC Rebirth”, para serles franco.
Saludos a todos.

martes, 10 de mayo de 2016

Darkseid War: Green Lantern


Quinto especial post-Darkseid War leído. Este protagonizado por Hal Jordan, Green Lantern (o Linterna Verde, para los amigos, je). Y en esta ocasión, Hal se deberá enfrentar a un ejército entero de Parademonios de Darkseid que han decidido asaltar Oa y tomar la Baria Central de Poder.
Una historia muy peculiar, esta, que ni es ni buena ni es mala. Solo es… regular. Por momentos, pensé que estaba por ver una remake de “Crepúsculo Esmeralda”, con Hal convirtiéndose en un dios, todos los Green Lanterns muertos y… pues eso.
Lo que sucede es que una de las Cajas Madre de Darkseid se fusiona con la Batería Central y la única manera en que Jordan pueda deshacer la fusión es ofrecerse él mismo como huésped del poder cósmico de esta computadora viviente. Y así lo hace, convirtiéndose en el dios de la luz. Por un instante temí que estuviéramos ante la versión New 52 de Parallax, pero no… Jordan aprovecha esa fusión para deshacerse de la oportunidad de ser un auténtico dios y en vez de cometer el mismo error que su homólogo del viejo UDC, acaba librándose del poder infinito de una manera más bien estúpida.
Francamente, se nota que los guionistas de esta serie ya no saben muy bien el rumbo que han de seguir y por eso andan dando tantos tumbos y entre los especiales hay calidad variada. Creo –oí por ahí– de que con el tan mentado “DC Rebirth” que han promocionado por estos últimos tiempos, todo esto que estoy leyendo queda absolutamente fuera de la continuidad otra vez, lo cual es lamentable ya que eso indica que se perdió el rumbo. Si dependes de infinitos reinicios, es que algo no está saliendo bien.
Todavía falta un último especial, antes de –tal vez– poder ver el segundo round entre Darkseid y el Anti-Monitor. Cruzo los dedos para que valga la pena de leer.
Saludos a todos.

Darkseid War: Shazam


Cuarto especial post-Darkseid War. Ahora, dedicado a Shazam, superhéroe al que muchos viejos lectores como yo conocimos algunas vez como el Capitán Marvel. Oh, bien… supongo que llamarlo como la competencia no es buena idea para los muchachos de la DC y que por eso decidieron darle el nombre del mago que le otorgó los poderes… mago que no resulta ser un mago, sino un dios.
¿Mareados? Déjenme explicarles…
Después de la guerra entre Darkseid y el Anti-Monitor, Billy Batson entro en crisis. Sus poderes se volvieron locos y esto es debido a una razón: que el lazo con los dioses de la antigüedad que le daban su nombre y dones se ha cortado.
Es así que Shazam –el mago– decide unirlo a nuevas deidades. Unos dioses raros, alienígenas, salidos de vaya a saber uno. Todo eso, para restaurarlo a tiempo para batallar contra el padre de Darkseid, Yuga-Khan, personaje que al igual que su hijo en los New 52, se le ha redefinido su origen.
Esta parece una gran historia, pero que no los engañe nadie: es pésima. El dibujo zafa a medias. Por lo demás, es muy mala. Se redefine el origen de Shazam –tanto el mago como el superhéroe– de una forma que suena a estafa a los lectores que conocíamos a este personaje desde el pasado. Billy está irreconocible, convertido ya en un pre-adolescente irascible –bueno, no se puede ser un niño bonachón por toda la eternidad– y lo que han hecho con Yuga-Khan, es solo comparable con el bodrio que han hecho al reiniciar el origen de Darkseid.
Es un comic confuso, llenos de dioses extraños y nuevos. No me ha gustado para nada.
Si sigo leyendo estos especiales es porque quiero saber cómo acaba esta cosa. Nada más. O si volveremos a ver tanto a Darkseid como al Anti-Monitor en persona, para un segundo round.
Por lo demás, este especial da LASTIMA.
Saludos a todos.

lunes, 9 de mayo de 2016

Darkseid War: Flash


Tercer especial post-Darkseid War, en esta ocasión, dedicado a Flash. Después del sabor agrio que supo el especial dedicado a Superman, el de Flash ha resultado ser un soplo de aire fresco.
Fusionado con el Black Racer, Flash debe encarnar al dios de la Muerte, cosa a la que en un principio, Barry Allen se resiste. Y no le faltan motivos, ya que para completar correctamente la fusión, tiene que segar una vida. De no hacerlo, el caos se impondrá al orden y el universo perecerá. Literalmente, Flash comienza entonces una carrera contra la Muerte. Intentará huir del Black Racer y de su triste destino, pero a la fuerza comprenderá que –tal vez– la Muerte es necesaria para que la Vida se complemente.
Es una historia bastante peculiar, gracias a Dios bien dibujada. Y el tema en sí mismo es polémico. Polémico porque, como seres humanos, lo único cierto que tenemos y sabemos todos es que algún día moriremos. La forma en la que lo haremos y el momento, esa es otra cuestión. Y es fácil empatizar con Barry, quien se niega y se resiste a aceptar la inevitabilidad de la Muerte a toda costa. Su huida de la Parca es la misma que todos quisiéramos hacer.
Pero, al igual que Flash, todos aprendemos que es inútil.
La Muerte se toma su tiempo, pero llega.
Lo que no quita que a veces, no peleemos contra ella. Flash también lo hace. Memorable la escena en la cual Barry, arrinconado por el Black Racer y su exigencia de tomar una vida, decide entonces tomar la del ente. ¡Me reí mucho al ver cómo el Black Racer se sorprendió y la persecución se dio vuelta, huyendo la Muerte misma de Flash y su guadaña hecha de energía!
Una historia maravillosa y triste a la vez, ya que pese a todos sus esfuerzos, Barry no tiene elección y ha de tomar una vida. Y la vida que toma es… la suya misma. De esa forma, se convierte en el Black Racer permanentemente.
Sigo con la lectura de los especiales de esta saga. Pese a algunos traspiés, la historia sigue prometiendo. ¿Cuál será su conclusión?
Saludos a todos.

Darkseid War: Superman


Segundo especial post-Darkseid War, en este caso, dedicado a Superman. Cargado por la energía oscura de los pozos de fuego de Apokolips, el Hombre de Acero regresa a la Tierra… para refunfuñar como un imbécil y combatir a una amenaza estúpida y sin sentido.
Comics como este es el que hacen que uno no esté tan errado cuando dice que los New 52 son un ASCO. No he sacado nada positivo del presente especial, salvo que por momentos me pareció estar viendo escenas sacadas de Superman III, cuando Clark acaba infectado por una Kryptonita artificial mal fabricada y empieza a comportarse como un vulgar matón de colegio secundario.
Bueno, la misma actitud que tiene acá.
Lo primero que hace al volver a la Tierra, es darse de mamporros con un alien estúpido, para luego irse a comer algo a una cafetería y mostrar su mal humor entre los parroquianos. Maltratos verbales varios, mucha mala onda y una actitud hostil y belicosa. Si no fuera por la energía oscura que lo envuelve y posesiona, diría que este es el típico Superman de los New 52 al natural.
¡Como extraño al Super de los 80’s y de los 90’s! Mi Superman, el héroe que admiro y cuyas aventuras seguí fielmente durante mi infancia y parte de mi adolescencia, no haría estas cosas. De hecho, no haría ni la mitad de lo que el Superman New 52 está haciendo.
Por culpa de historias bobas como estas, es que los muchachos de la DC bajan las ventas y tienen que echar manos a reinicios poco creíbles a cada instante.
Un especial totalmente prescindible, este. Sáltenselo. No vale la pena. Encima ni el dibujo esta bueno.
Saludos a todos.

domingo, 8 de mayo de 2016

Darkseid War: Batman


El primer especial post-Darkseid War en salir ha sido el de Batman. Una historia muy particular, donde el Caballero de la Noche, ahora poseedor de la Silla Mobius de Metron, se encarga de limpiar las calles de Gotham City de criminales de una forma… distinta.
Prácticamente, el poder de la Silla Mobius le da a Batman la habilidad de anticiparse a los movimientos de los delincuentes, previniendo de esa forma sus futuros delitos. Algo parecido a lo que hacían en “Minority Report”. La Justicia en esa película actuaba antes de que los criminales cometieran –justamente– sus crímenes. Aquí de forma similar, la Silla Mobius le da a Batman el mismo poder.
Y así lo vemos hacer un poquito de limpieza con un estilo diferente, quizás más sutil. Aunque no por eso menos rudo. Pero la frutilla de la torta es el enfrentamiento final con Joe Chill, el asesino de sus padres. Como comentaba en otro post anterior, Chill es un personaje que ha sido reintroducido en el canon de DC. Es un matón de poca monta, responsable de ultimar a Thomas y Martha Wayne, los padres de Bruce. Digamos que él creó a Batman, indirectamente, con ese accionar.
Con el poder de la Silla Mobius, Batman va en busca de Chill y lo encuentra. El criminal se halla encerrado en una penitenciaria, más viejo y todavía cumpliendo sentencia por sus múltiples delitos. Allí, el Señor de la Noche lo enfrenta y –de alguna manera– juzga. Y dicta su sentencia…
Por supuesto, no voy a decir más. Tienen que leerlo. Por suerte el arte del comic –el dibujo– volvió a ser claro y preciso, a diferencia del número anterior. Si se puede mantener esta calidad artística, seguiré leyendo esta apasionante saga.
El último dato antes de irme: cuando el asunto de Chill se acaba, Batman va tras el Joker. ¡Se espera que corra mucha sangre en ese enfrentamiento! O, en su defecto, que el psicótico payaso reciba lo que se merece por todos sus nefastos actos.
Bueno… o algo así. Con que le den una paliza, me conformo. :P
No me malinterpreten. Adoro al Joker. Pero últimamente, me está cayendo bastante pesado.
Un saludo a todos!

Darkseid War Núm. 05: ¡Nuevos Dioses!


El final –por el momento– de la “Darkseid War” trae aparejadas muchas cosas. Por un lado, tenemos las consecuencias de la muerte de… el IMPORTANTE personaje que murió en el número anterior. ¿Quién es? Pues, si pelean Darkseid y el Anti-Monitor a muerte, sólo uno de ellos puede salir vivo de esa contienda... ¿Adivinen quién?
Pues eso. Adivinen. No voy a spoilear, je. XD
El caso es que las consecuencias cósmicas que ese deceso trae son totalmente impredecibles. Para empezar, algunos miembros de la Liga de la Justicia acaban convirtiéndose en Nuevos Dioses. Así tenemos a Batman, quien ocupando la silla Mobius se transforma en el dios del conocimiento; a Superman, que unido a la energía oscura de los pozos de fuego de Apokolips se convierte en el dios de la fuerza… a Flash, quien fusionado con el Black Racer se vuelve el dios de la Muerte y Lex Luthor, que poseído por la Fuerza Omega de Darkseid, se convierte en… el dios de Apokolips.
Sumado a eso, hay una horda de Parademonios que van a asaltar Oa –por lo que Hal Jordan y el resto del Cuerpo de los Linternas Verdes tendrán que hacerles frente– y a Kalibak y  Steppenwolf, que ahora que están en la Tierra y la guerra ha acabado, se disponen a aplastar a lo que queda de la Liga y a apoderarse del planeta.
Con esta quinta parte se acaba la “Darkseid War”, al menos, por el momento. El único dato negativo que tiene este número es el dibujo. ¡Qué espanto de dibujo! Ayer mismo decía que lo que me gustaba de esta historia era que estaba dibujada como la hostia. Y tenía que pasar: el dibujo de este número es ESPANTOSO. Y me temo que el arte que va a venir va a seguir con esa calidad desmejorada por varios números. UNA PENA. Pero si voy a continuar leyendo esta historia y sus consecuencias, es porque la trama argumental lo vale.
EN SINTESIS:
Cinco números llenos de acción y adrenalina. Si exceptuamos el arte del último, el saldo es positivo.
Un saludo a todos!!

sábado, 7 de mayo de 2016

Darkseid War Núm. 03 y 04: ¡Guerra total!


Acabo de terminarme de leer dos números seguidos de la “Darkseid War” y solo puedo decir una cosa: IMPRESIONANTE. De más está decir que este post contiene algunos SPOILERS sobre el comic, de modo que si no quieren enterarse de nada, pues no sigan. :P
Ok, lo que les estaba diciendo… IMPRESIONANTE. Finalmente, Darkseid y el Anti-Monitor se ven cara a cara y el terreno elegido para la brutal contienda es la Tierra. Concretamente, si no estoy errado, la ciudad norteamericana de Seattle. Hasta allí acude la Liga de la Justicia, que poco y nada puede hacer en este duelo de titanes.
Darkseid combate junto a sus ejércitos de Parademonios, su hijo Kalibak y su lugarteniente Steppenwolf. El Anti-Monitor, con sus Demonios de Sombra y Grail, la hija amazona del Señor Oscuro –quien está decidida a matar a su progenitor–. Una contienda TERRIBLE con consecuencias nefastas para uno de los luchadores, uno de los cuales acaba pereciendo en mitad del suelo.
Terrible. Realmente apocalíptico.
¡ME ENCANTA!
Mientras tanto, Luthor y Superman siguen intentando huir de las hordas enfurecidas de esclavos de Apokolips. Lo malo del hecho es que la falta de luz solar debilita al Hombre de Acero, por lo que Lex lo arroja a una de las piras ardientes, previendo que con esa energía el Ultimo Hijo de Krypton se recargará. Tristemente para Luthor, la susodicha recarga ocurre, pero algo más entra en el cuerpo del superhéroe. Algo OSCURO y maléfico…
::Hace una pausa para respirar::
La verdad es que hace muchísimo tiempo que no disfruto con la lectura de un comic como este. Si bien tengo que leerlo digitalmente –en físico todavía no está disponible aquí donde vivo–, he encontrado que no resulta tan molesto como creía. Además de que la calidad artística –llámese dibujo– no decae nunca, algo que es de agradecer, ya que –en lo personal– quiero leer y ver comics así. Dibujados de forma clara y precisa.
En cuanto a ciertos datos del argumento, decir que han cambiado el origen del Anti-Monitor, por lo que parece. Me explico: gracias a la silla Mobius, Batman y Hal Jordan (Linterna Verde, claro) viajan al Universo de Antimateria, a Qward, en donde el enmascarado averigua que Mobius –el futuro Anti-Monitor– alguna vez fue “normal” y que al parecer adquirió el aspecto que luce actualmente gracias a fusionarse con la energía oscura de la Anti-Vida. Lo que se dice un giro total de 180 grados esto, ya que los que conocíamos la historia de este personaje, recordamos que estaba ligada al Monitor original de la –también original– Crisis. Era el reverso oscuro de ese personaje. Ahora eso ya no es válido –por lo que entendí–. Me pregunto si seguirán siendo válidos también los Monitores que vigilaban el Multiverso antes del evento del Flashpoint. Tal vez no. L
Es un cambio llamativo, a decir verdad, el nuevo origen del Anti-Monitor. Aunque creo que más adelante se aclarará más el panorama, así que seguiré leyendo y seguramente les diré qué tal con eso.
Dos números impresionantes, los de esta historia. Llenos de acción trepidante. Si pueden agenciarse esta saga, no lo duden. Es bastante buena.
Saludos a todos!