domingo, 9 de octubre de 2016

Harry Potter y el Legado Maldito, de J.K. Rowling (Parte Dos)


Ser Harry Potter nunca ha sido tarea fácil, menos aún desde que se ha convertido en un atareadísimo empleado del Ministerio de Magia, un hombre casado y padre de tres hijos. Y si Harry planta cara a un pasado que se resiste a quedar atrás, su hijo menor, Albus Severus, ha de luchar contra el peso de una herencia familiar de la que él nunca ha querido saber nada. Cuando el destino conecte el pasado con el presente, padre e hijo deberán afrontar una verdad muy incómoda: a veces, la oscuridad surge de los lugares más insospechados. Desde que el primer libro apareciera en librerías en 1997 —en 1999 en castellano—, la saga de Harry Potter se ha traducido a setenta y nueve idiomas en doscientos países y ha sumado más de cuatrocientos cincuenta millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, de los cuales más de trece millones en castellano. Un fenómeno que ha aficionado a la lectura a millones de jóvenes de todas las culturas.
MI OPINION SOBRE ESTE LIBRO
ADVERTENCIA: EL SIGUIENTE POST CONTIENE SPOILERS. REPITO: EL SIGUIENTE POST CONTIENE SPOILERS. SI NO HAS LEIDO EL LIBRO TODAVIA O SI LO ESTÁS HACIENDO PERO NO LO HAS ACABADO, NO SIGAS.
Este es el segundo post dedicado a “Harry Potter y el Legado Maldito”. Concretamente, aquí se reseña la Parte Dos, la cual he acabado de leer recientemente, completando así todo el libro. Este post contiene spoilers, de modo que –vuelvo a decir– si no has leído la novela o estás haciéndolo y no quieres saber nada comprometedor de golpe, no sigas. Si lo haces, que sea bajo tu propio riesgo
Ok. Vamos al asunto: la Parte Dos de “El Legado Maldito”.
La segunda parte arranca donde nos dejó la primera. Luego de su viaje temporal al pasado dos veces para evitar la muerte de Cedric Diggory, Scorpius Malfoy y Albus Potter acaban alterando la realidad y cambiando todo de manera drástica. Ahora, en el nuevo presente, Voldemort sigue vivo y ha dominado al mundo, y Harry Potter no existe.
Es esa oscura y retorcida versión de la realidad que todos conocemos, Scorpius se encuentra solo, ya que al no existir Harry, Albus tampoco. Desamparado, el hijo de Draco intenta hallar una solución a este terrible problema, mientras exploramos brevemente ese mundo oscuro donde la magia tenebrosa está en la cima de todo. Y los cambios son muy sorprendentes y terribles. A saber: Dolores Umbridge está de vuelta. Es la Directora de Hogwarts. Lo mismo que los Dementores, quienes campan a sus anchas por los terrenos de la escuela. Draco Malfoy es el Jefe de Seguridad Mágica y el profesor Severus Snape sigue vivo. A él acude Scorpius, intentando convencerlo de que le ayude a restaurar las cosas a cómo debían ser. Cuando consigue que Snape le crea, los dos se juntan con las versiones torturadas de Ron y Hermione –lo que queda del destruido Ejercito de Dumbledore– y entre todos analizan deshacer el lio que los dos muchachos armaron en el tiempo…
El Acto Dos de este drama empieza potente, como pueden ver. Aunque es bastante poco lo que se vislumbra del “mundo de Voldemort”. El Señor Oscuro no aparece por ninguna parte en persona, sin embargo su sombra tenebrosa se deja sentir en cada acto. El Status Quo del Potterverso cambia drásticamente, volviéndose una pesadilla para todos los magos y los muggles, bajo el yugo del Señor de las Tinieblas. En Hogwarts, por ejemplo, se tortura a los estudiantes sospechosos de no ser sangre pura y simpatizantes de la causa de Harry y Dumbledore. Lo bueno de todo este desastre es que tenemos de vuelta a Severus Snape. Los fans del personaje estarán de para bienes, ya que lo que quedó trunco con su muerte puede abordarse un poco ahora. Vemos un Snape no tan severo y más humano, valiente y decidido, que continua ayudando a unos Ron y Hermione venidos a menos en su eterna lucha contra el Mal. Hay varias escenas impactantes, como el ataque de los Dementores al grupo y los sacrificios que se suceden antes de poder corregir el tiempo y ver que las cosas se encaminen como debe ser.

Porque eso es lo que pasa. El tiempo es corregido y la realidad vuelve a la normalidad. Harry y Albus se reencuentran y tienen nuevamente una interacción ríspida entre los dos, aunque quizás ya no tan marcada como en la Parte Uno.
Pero cuando la aventura parece acabarse, hay una sorpresa de último momento. Algo que no se veía venir. Viene de la mano de Delphi, una chica a la cual conocimos en el Acto Uno como la sobrina de Amos Diggory. Y la sorpresa es…
ADVERTENCIA: ¡SPOILER GORDO! Si has llegado con tu lectura hasta acá, puedes detenerte. Si sigues, tú y solo tú eres responsable.
…Que Delphi es… hija de Voldemort.
Pues a mí no me miren. ¿¿De dónde salió esta hija desconocida del Señor Tenebroso?? Según sus propias palabras, de Bellatrix Lestrange. La tuvo antes de la Batalla de Hogwarts en la Mansión Malfoy. Ahora les pregunto, ¿alguno de ustedes recuerda haber leído en los libros o visto en las películas a Bellatrix encinta? No, claro que no. ¿En qué momento quedó embarazada…? ¿Cómo hizo para que nadie sospechara sobre ello? ¿Dónde estuvo Delphi todos estos años, escondida?
Delphi Riddle, hija de Voldemort
Es odioso decirlo, pero esta rebuscada historia de descendencia infernal abre una lata de gusanos que creo que ni J.K. Rowling podrá volver a cerrar. L
Como sea. En cuanto se revela la verdad de Delphi, hay un tercer viaje temporal para alterar la historia. La intención última de Delphi es hacer real el mundo tenebroso de su padre. La misión falla y hay un cuarto salto temporal… al Valle de Godric, en 1981, año fatídico para una joven pareja de magos y su hijo: los Potter.
Se desata entonces una autentica carrera contra el reloj en la cual, héroes y villanos se dan cita en el pasado para ver quién ganará esta guerra. Si Delphi tiene éxito y se reúne con Voldemort, ambos se convertirán en una pareja imparable… y el mundo mágico y muggle lo pagara muy caro.
No creo spoilear de más si digo que los buenos ganan y que nuestra villana acaba con un deshonroso destino similar al de su madre en la prisión de Azkaban. El libro finaliza con la conciliación entre Harry y Albus y un nuevo futuro que se abre en su relación entre padre e hijo.
EN SINTESIS
LO BUENO: La visión de un mundo gobernado por Lord Voldemort. El regreso de Snape. La relación entre Harry y Albus. La relación amistosa entre Scorpius y Albus. La batalla final en 1981, en el Valle de Godric, enlazando la saga en un círculo perfecto entre el principio de todo y su “final”.
LO MALO: La ausencia del villano. Voldemort, el Big Bad de esta saga, solo sale al final y lo hace para cumplir con su papel en la historia por todos conocida en 1981: matar a los padres de Harry y ver cómo la maldición rebota en el niño, convirtiéndolo en una pobre sombra incorpórea de lo que fue. La poco creíble historia de origen de Delphi, su hija. Algunos diálogos tediosos entre Harry y Albus. La ausencia total de James y Lily, los otros miembros de la familia Potter.
CALIFICACION: 8 puntos.  

No hay comentarios: